Saltar al contenido
Consultores y asesores en franquicia

Requisitos legales para crear una franquicia en España

Requisitos y tramites legales para poder franquiciar en España 2021

requisitos legales para franquiciar

La mayor parte de los emprendedores que poseen negocios de éxito han meditado alguna vez acerca de conceder franquicias de su negocio.

La primera pregunta que podemos hacernos es ¿Cuáles son los tramites que se tienen que realizar para franquiciar un negocio en España?

Como todo nuevo proyecto empresarial requiere un periodo previo de estudio y preparación antes de lanzarse a conceder licencias de explotación del negocio de uno. Que básicamente es en lo que consiste franquiciar un negocio.

¿Puedo dejar que un amigo o empleado abra un negocio como el mío sin firmar nada?

Rotundamente si. Pero debes saber que las consecuencias pueden ser nefastas, más bien cabría preguntarse qué gana usted haciendo eso aparte de un quebradero de cabeza y la más que posible devaluación de su marca.

Curiosamente, esta práctica es mucho más frecuente de lo que parece y algunos de mis clientes se han dado cuenta de su error cuando ya era demasiado tarde.

Entonces, ¿Qué requisitos legales hacen falta para franquiciar un negocio

Antes de «tirarnos a la piscina» y dejar que cualquier persona, más o menos conocida, decida emprender un modelo de negocio con nuestra marca y productos debemos plantearnos las siguientes cuestiones clave:

  1. ¿Qué es lo que estoy cediendo realmente?

    ¿Cede únicamente el uso de la marca o tambien el saber hacer productivo y/o de gestión?
    El que adquiere este derecho ¿Puede vender el producto que quiera bajo su marca o debe comprar únicamente los productos que usted le indique. ¿A qué proveedores? ¿Con qué precios? ¿Cómo será la logística?…

  2. ¿La marca es realmente suya?

    Una marca debe estar inscrita a nombre de su propietario en la OEPM (Oficina Española de Patentes y Marcas). Si la marca no figura como suya o esta a nombre de otra empresa o persona podemos encontrarnos con un grave problema legal en el futuro.

  3. ¿A qué se compromete?

    Aparte de la cesión de la marca y los elementos anteriores, ¿Se compromete a prestar algún servicio al cesionario?. Por ejemplo, formación inicial y continuada, actualización de la oferta, apoyo en la gestión del negocio…

  4. ¿Va a cobrar algo por ello?

    Las franquicias cobran un canon de entrada, que se paga una sola vez a la firma del contrato, y unos royalties mensuales por los servicios continuados. Pero estos servicios así como la sustancia de lo que se cede al principio de la relación deben estar muy bien estructurados.

  5. ¿Durante cuanto tiempo cede este derecho?

    Una concesión, por pura definición, debe ser siempre temporal pero, ¿en qué se basa para definir este tiempo?. ¿Cuáles pueden ser la causas de resolución anticipada?, ¿Qué ocurre cuando termina la concesión?, ¿Puede la otra persona continuar con una actividad igual en el mismo local aunque no pueda continuar usando su marca?

En definitiva, cuando los consultores de franquicias realizamos un proyecto para franquiciar un modelo de negocio resolvemos todas estas incógnitas y proporcionamos las herramientas correspondientes a nuestros clientes.

Por eso, aunque sinceramente la legislación sobre franquicias en España es muy laxa y más con la reciente invalidación del anterior Registro de Franquiciadores, habrá entendido el lector lo importante que es hacer las cosas bien y tenerlo todo bien estructurado antes de complicarse la vida y posiblemente perjudicar un negocio con un alto potencial de expansión.

Posibles problemas legales cuando la franquicia sale mal, o muy bien

Tanto si a nuestro franquiciado no le va bien el negocio o si, por el contrario, le va fenomenal; en ambos casos pueden surgir problemas.

Aunque nuestra relación no haya sido estructurada profesionalmente y el «franquiciado» no haya pagado nada ni en concepto de canon ni en concepto de royalties, que no le quepa duda de que este le culpará de su fracaso y probablemente acaben en los Tribunales.

En el otro supuesto, que le vaya muy bien, entonces todo el mérito será suyo, claro, perderemos ascendencia en la relación y acabaremos cediendo las riendas de nuestro negocio, perdiendo todo poder de decisión sobre el rumbo del mismo.

Y en el caso de que el franquiciado si haya pagado, pues peor todavía, porque en el caso negativo se esforzará por hacer ver que se le ha estado estafando y en el positivo, le parecerán muy altos los royalties que paga mensualmente los cuales suelen ser un porcentaje de lo que factura el negocio. Así que hará todo lo posible por salirse de la franquicia.

Litigios del sistema de franquicias en España

La verdad es que en España las franquicias dan poca lata en los Tribunales, sólo un 0,09% respecto al número de locales franquiciados, según un informe elaborado por la Asociación Española de Franquiciadores (AEF) en colaboración con el Banco Sabadell.

No obstante otro dato que nos da el citado informe es que, en caso de litigio, la razón se la suelen dar los jueces al franquiciador y no al franquiciado. El porcentaje a su favor es del 67,7%.

¿Adivina que tipo de deberes ha dejado de hacer el porcentaje de franquiciadores que pierden?

FORMULARIO DE CONTACTO

Servicios de Consultoría y Expansión de Franquicias
Nombre*
Email*
Teléfono*
Ciudad*
Empresa
Comentarios*
¿Cuánto es 12 menos 2?
Responde para demostrar que eres un humano
¿Quieres emprender con una franquicia?

Apúntate para recibir contenido exclusivo, regalos y seminarios online gratis

Respetamos su privacidad
LLAMA AHORA