Saltar al contenido
Consultores y asesores en franquicia

Caso práctico: por qué debes estandarizar tu negocio aunque no lo vayas a franquiciar

estandarizar tu negocio

Profesionalizar y estandarizar tu negocio tiene muchas ventajas. Aquí explicamos un caso práctico sobre todas las cosas positivas que aporta esta estandarización, que se suele usar para franquiciar un negocio, pero que también pueden ser una gran aportación a un negocio en funcionamiento y sin ánimo de franquiciarlo (por ahora).

Mi amigo Ernesto siempre está con “mucho lío” , su mujer Susana acude casi siempre sola con los niños a las quedadas de amigos y es materialmente imposible hacer con ellos ningún plan que suponga más de unas pocas horas de dedicación.

Un negocio tradicional tiene necesidades exigentes

Ernesto es dueño de una de las mejores heladerías artesanales de la ciudad, un negocio familiar de los de “toda la vida” y que ha ido trasmitiéndose de generación en generación. La pasión con la que nos habla de los procesos de elaboración de los helados y de la altísima calidad de las materias primas que utiliza no deja lugar a dudas de que estamos ante un enamorado de su trabajo.

Un día Ernesto nos invitó a su laboratorio, que es como él llama al obrador donde se fabrican los que son, para mí, los mejores helados que he probado nunca.

Un sitio que recuerda más a un quirófano que a una fábrica de productos alimenticios,y en donde la creatividad de mi amigo nos deja maravillados por la secuencia de sabores, aromas y texturas en formato helado que van más allá de lo que uno se podría imaginar.

Ernesto no cesaba de hacer nerviosas miradas al reloj de su teléfono móvil mientras apuraba el café con el que culminábamos la comida posterior a la visita a su obrador. Era un tic tan frecuente en él que todos sus amigos lo habíamos aceptado como parte de su personalidad. Daba igual que fuese sábado, domingo, verano o invierno, Ernesto siempre andaba mal de tiempo y tenía que irse.

Decide estandarizar tu negocio y franquiciarlo..o nó

Pero ese día no se lo permití. Puse mi voz más solemne de “tenemos que hablar”. Debió hacer efecto porque obtuve toda su atención.

Para resumir diré que logré convencer a Ernesto para que hiciese un proyecto de franquicia de su modelo de negocio con nosotros. La base fundamental de sus reparos para ello era que mi amigo no tiene ninguna intención de franquiciar su empresa. Dice que nadie iba a mimar tanto el producto y el servicio al cliente como lo hace él (y su padre y su abuelo antes que él).

Ventajas de estandarizar tu negocio

No obstante, le hice ver las ventajas que tiene estandarizar tu negocio,  en este caso su negocio de heladerías, resumiéndoselas en 5 aspectos básicos para cualquier empresa:

1.- Creación de una Cultura de Empresa.

Es decir, un sistema de trabajo, una forma particular de hacer las cosas plasmadas negro sobre blanco y por lo tanto transmisibles a los nuevos empleados y colaboradores.

2.- Estandarizar tu negocio: La Construcción de un legado material.

Esto es, un compendio de todas las fórmulas y conocimientos, de las pruebas y los éxitos y las lecciones que hemos aprendido de la experimentación. Algo, en definitiva, que dejar a sus sucesores para que únicamente tengan que subirse a los hombros del gigante que ya esta allí.

3- Ser conscientes de lo que es rentable y no.

Al medir todos los parámetros adecuadamente, hay que ser conscientes de los aspectos más rentables del negocio y aquellos otros que haya que optimizar sin perder la esencia de concepto.

4- Tener una visión global de la empresa.

Estandarizar tu negocio nos ayudará a detectar cotas de mejora o de desarrollo. Por ejemplo, nos dimos cuenta de que el consumidor final debía ser testigo de la calidad del producto que se empleaba en la elaboración de los helados y del mimo artesanal de todo el proceso.

Para ello elaboramos una línea de comunicación en el local que transmitiese los valores de la marca y el mensaje de utilización exclusiva de producto natural. Además diseñamos un modelo de local tipo (para el caso de nuevas aperturas) que contemplase una zona de elaboración vista por el cliente a través de un cristal, lo cual sería una manera perfecta de comunicar a los clientes una valor añadido difícilmente superable por la competencia y que justificaba unos precios algo superiores a la media del sector.

5.- Disfrutar de la empresa.

Pero lo más importante es que Ernesto podría disfrutar aún más de su empresa, ocupándose del desarrollo de la misma y el I+D, delegando las tareas anodinas del día a día en sus colaboradores y con la seguridad de tener un negocio que funciona y produce rentabilidad sin necesidad de su presencia.

Listo para crecer como franquicia (cuando quiera)

A día de hoy, Ernesto no se ha animado todavía a franquiciar su marca, aunque podría perfectamente (creo que me comentó algo sobre no perder la esencia familiar, la tradición, cosas que merece la pena respetar). Pero sí que ha podido abrir más tiendas porque ya puede enseñar a otros empleados los parámetros más relevantes de su negocio, de manera que no se dependa de él para todo.

El crecimiento de su empresa ya no es directamente proporcional a su tiempo disponible y ello ha multiplicado sus ingresos, al tiempo que disfruta de una mejor calidad de vida conciliada con su familia.

Si deseas profesionalizar tu negocio, no lo dudes, tienes mucho que ganar. En Asesor Franquicia podemos ayudarte, sólo coméntanos tu caso y nos ocupamos de todo. Contacta con nosotros