Saltar al contenido
Consultores y asesores en franquicia

¿En qué consiste una franquicia?

Todo lo que debes conocer acerca de las franquicias antes de plantearte esta fórmula de hacer negocios.

dudas acerca de las franquicias

La franquicia es una fórmula de hacer negocios que consiste en que una empresa, que esta teniendo éxito, es capaz de transmitir su forma de trabajar a otras personas y/o empresas para que también alcancen el éxito desarrollando el mismo modelo de negocio.

Es por ello que las franquicias tienden a ser muy restrictivas en sus acuerdos de franquicia porque lo que se transmite debe ser lo más cercano posible al negocio original.

Las franquicias se dicen que son «intuitu personae» o inseparables de la persona, franquiciado, que la adquiere. Esto es porque la franquicia ha sido concedida a una persona en concreto teniendo en cuenta sus características personales, profesionales, su capacidad económica etc.

Por ello una franquicia nunca se puede vender o traspasar a otro franquiciado sin el consentimiento expreso y por escrito del franquiciador que, previamente, habrá analizado la nueva candidatura del franquiciado entrante.

Otros dos factores importantes en un acuerdo de franquicia son el sitio físico donde se monta la franquicia, en el caso que dicha franquicia necesite un local para funcionar o la zona geográfica determinada en el resto de casos.

Esto quiere decir que una franquicia no se puede mover de sitio sin que el franquiciador lo autorice y que, si se quiere abrir un segundo centro de la marca en otra dirección habrá que firmar un nuevo contrato de franquicia para ésta.

en que consiste una franquicia
¿En que consiste una franquicia?

Preguntas frecuentes para saber en qué consiste una franquicia.

Según nuestra experiencia, la mayor parte de los emprendedores que no conocen bien las franquicias expone estas dudas fundamentales:

¿Quién hace la inversión en una franquicia?

Montar una franquicia no significa que uno deje de ser empresario independiente, por lo tanto, la inversión y por añadidura el riesgo corresponde íntegramente al franquiciado.

Entonces ¿Qué me aporta montar una franquicia?

En primer lugar, el franquiciador ha construido un modelo de negocio que funciona. Lo ha contrastado en el mercado abriendo uno o varios puntos de venta propios antes de llegar a usted.
Además, la franquicia ha invertido en crear los manuales y la red de proveedores para sus franquiciados, igualmente ha gastado mucho dinero en que su marca sea conocida y, además, sea atractiva en cuanto a reputación.

¿Es más caro montar una franquicia que un negocio propio?

En absoluto. Las franquicias han optimizado todas las fases de implantación y operativa para que su negocio sea rentable.
Generalmente una franquicia ha realizado un proyecto de franquicia con una consultora de franquicias especializada antes de aceptar franquiciados.
En este proyecto, el modelo de franquicia pasa por el filtro de un análisis exhaustivo de los consultores. Los cuales determinarán si la propuesta de franquicia es o no viable.
Es por ello por lo que, en términos absolutos, una franquicia es mucho más segura para invertir que un negocio propio.

¿Sólo puedo comprar los productos que me dice el franquiciador?

Gran parte del éxito de las franquicias consiste en que gestionan un poder de compra alto gracias a las economías de escala.
Un buen departamento de compras de una franquicia hace ganar mucho dinero a su red de franquiciados.
Sin embargo, si cada franquiciado comprase los productos clave de la franquicia en donde quisiera, la franquicia perdería su fuerza de negociación y la franquicia no podría prestar el servicio adecuado a sus franquiciados.

¿Qué es el canon de entrada de una franquicia y qué me ofrecen a cambio?

El canon de entrada es la cantidad económica que cada uno  de los  franquiciados está obligado a pagar al franquiciador, para pertenecer a la franquicia en la que se va a integrar.
Esta cantidad es un derecho de entrada por integrarse en la red y debe ser abonada antes de abrir la empresa. Normalmente se realizará en un solo plazo y en el momento de firmar el contrato de franquicia.
A continuación, vamos a explicar por qué hay que abonar ese canon al franquiciador y que obtiene el franquiciado a cambio.
 
 
1.     El franquiciador:
 
–        Cede el uso  de una  marca conocida en el mercado.
–        Transmite la experiencia acumulada.
–        Da formación inicial para conocer el negocio.
–        Cede exclusividad territorial.
–        Entrega los manuales operativos.
 
2.     El franquiciado paga:
 
–        Por no cometer errores de concepto.
–        Por acumular sabiduría de un sector en poco tiempo.
–        Por tener unos métodos de trabajo eficientes y eficaces.
–        Por formarse para enfrentarse a un sector que no conocía.

¿Qué pasa si me va mal la franquicia?

Muchas personas creen que el franquiciador esta obligado a «salvarles» si la franquicia no ha funcionado como se esperaba.
A un franquiciador le perjudica mucho que a un franquiciado no le vaya bien y tenga que cerrar pero no es, al menos en principio, el responsable de que eso haya ocurrido.
Por lo tanto el franquiciado es, como decíamos antes, el que asume todo el riesgo.
Otra cosa es que la franquicia haya inducido a error al franquiciado a sabiendas de ello. Comportándose de forma dolosa e incurriendo en una praxis irresponsable. Sin embargo estos casos, afortunadamente, no abundan.

¿Los contratos de franquicia son muy duros?

El contrato de franquicia es muy parecido en todas las franquicias y generalmente esta pensado para la salvaguarda de toda la red.
Por eso se debe desconfiar de las franquicias cuyo contrato de franquicia es demasiado flexible o cuyo franquiciador acepta todos los cambios que los nuevos franquiciados le proponen.

Pero, ¿Por qué es imprescindible que usted conozca bien cómo funcionan las franquicias antes de incorporarse a una?

Los franquiciados tienden a ser más corporativos con el franquiciador si perciben que su  relación es beneficiosa para el exitoso funcionamiento de su unidad de franquicia.

Los franquiciados exitosos gestionan un  negocio rentable, crecen a base de clientes satisfechos, además de apoyar los valores de la organización de franquicias y marcas como la calidad, el servicio y la fiabilidad.

Por ello es importante que un franquiciado se informe bien acerca de cómo funcionan las franquicias antes de incorporarse a una, de lo contrario puede no entender bien la relación y considerarla injusta en alguna de las fases de la vida de su negocio, sin contar para ello con todos los datos.

¿Necesita ayuda en su proyecto de franquicia?

HABLEMOS

LLAMA AHORA